LA SERIE DE VIERNES 13 QUE NO ES VIERNES 13

VIERNES 13 SERIE 1

A los directivos de Paramount les gustaba bastante el dinero, así que, en 1987, decidieron que no era suficiente con explotar la franquicia Viernes 13 una vez cada dos años con una nueva secuela. Por entonces, iban por la sexta parte (mi favorita), y aún quedaban dos entregas para que decidieran que la idea ya no era rentable y se la vendieran a New Line. Se puede decir que estaban en el cenit de su popularidad, el momento ideal para pasear la licencia por otros medios que no fueran el cinematográfico.

El medio elegido fue la televisión, pero, en lugar de echarle imaginación y generar una trama que poder desenvolver en formato serial y que enriqueciera lo reiterativo de las películas, se optó por el camino preferido de los productores avispados, que no es otro que el de abrir el cajón de los proyectos descartados, buscar uno que se ajuste, más o menos, a sus necesidades, y plantarle, por todo lo alto, el nombre de la franquicia a exprimir. Y aquí lo tienen: Viernes 13, La Serie.

VIERNES 13 SERIE 2

Mirad a ese foco y poned cara de que aquí pasan cosas interesantes. Lo tenemos.

La trama giraba alrededor de un chico y una chica, primos lejanos, que heredaban una misteriosa tienda de antigüedades, propiedad de su difunto tío. Este, que resulta que tenía trapicheos con el diablo, acumulaba en la tienda objetos de diversa procedencia que guardaban terribles maldiciones en su interior, así que la labor de nuestros estereotipados protagonistas era recuperar aquellos que hubiera vendido, para guardarlos a cal y canto en la tienda. Para ello, contarían con la ayuda de un no menos estereotipado experto en antigüedades, amigo de su tío. En el opening lo explican mejor. Y con voz de ultratumba, que ayuda a ponerse en situación.

Si estás familiarizado con la trama de las películas de Viernes 13, sabrás que el respeto por la continuidad entre ellas no es algo que practiquen con rigurosidad. Pero es que la serie es harina de otro costal. Aquí se obvia con alevosía toda referencia a Jason, el Campamento Cristal Lake o cualquier elemento reconocible de la saga para entregarse por completo al, por otro lado, interesante mundo de las tramas auto-conclusivas. Como The Twilight Zone o Cuentos Asombrosos, pero directamente enfocado al terror. Imagínate Night Gallery con pinceladas de gore. Pues eso.

VIERNES 13 SERIE 3

Si queréis que salga en la season finale o algo así, me decís. Yo voy a estar por aquí.

Cada episodio trataba sobre un objeto y su correspondiente maldición, lo que da pie a contar infinidad de historias diferentes, pero con la gracia (o no) añadida de que siempre acababa enlazándose con la búsqueda de los protagonistas. Un hilo conductor que servía de argamasa, pero que, más que aportar coherencia, se la restaba al conjunto, que quizá habría funcionado mejor aislando las historias y potenciando la entidad autónoma de cada una.

El único miembro del equipo original de las películas que se mantuvo en este proyecto fue el productor Frank Mancuso Jr., un artesano de la morralla, al que, no solo debemos las partes de la 2 a la 7 de Viernes 13, sino también las cuatro entregas de la saga Species (cuatro, si), y aquella rareza animada de Ralph Bakhsi con Brad Pitt y Kim Basinger llamada Cool World. La serie se mantuvo con dignidad y sin cambios importantes, más allá de la sustitución del protagonista masculino, por otro de similares características, en la tercera temporada. Fue cancelada abruptamente al finalizar esta, dejando la historia inconclusa, sin que a nadie le importara demasiado.

En España la titularon Misterio para Tres y se quedaron más anchos que largos. La emitió Tele5 de madrugada, como también hizo con Las Pesadillas de Freddy, y no debió de irle mal, porque se acabaron emitiendo las tres temporadas en su práctica totalidad. Y es que no estaba mal el asunto. Algunos episodios eran mejores que otros, como ocurre siempre en estos casos, pero la calidad media era bastante notable. Especialmente recordado es el episodio de la muñeca, que cuenta con la presencia de una Sarah Polley de 8 años que ya actuaba mejor que cualquier actor/actriz español de 20, y que es, de hecho, el piloto donde se plantean las bases de la historia. Aquí os lo dejo, en la lengua de Cervantes y con el logotipo de su canal favorito:

En el desesperado mundo de la distribución en VHS de la España de los ochenta, algún avispado no vio claro lo de Misterio para Tres. Sonaba a spin off de Se ha Escrito un Crimen, y era bien sabido por todos que la franquicia de Viernes 13 se movía en el terreno del videoclub con alegría y solvencia. El resultado fue la recuperación del título original, al que se añadió un subtítulo idiota (algo que nos gusta mucho en este país) y la edición de varias cintas, con dos episodios cada una.

VIERNES 13 SERIE 4

Y si cuela, cuela.

BONUS:

El duodécimo episodio de la primera temporada lo dirige el mismísimo David Cronenberg. Se titula Faith Healer y, si bien no luce excesivos alardes desde el punto de vista de la realización, cuenta en su argumento con varios elementos que reconoceréis como lugares comunes en las primeras obras del cineasta. Estos, cómo no, giran alrededor de enfermedades incurables, la alegre transmisión de estas, y una manera bastante gráfica de mostrar sus efectos sobre la carne. Aquí tenéis la promo del mismo, que el episodio completo (y prácticamente todos) se lo ha cepillado la CBS de Youtube. Espero que sea porque van a poner la serie completa en Netflix.

BONUS 2:

Llegados a este punto, creo que es imperativo que concluyamos viendo morir a David Cronenberg en Jason X, décima parte de la saga.

La del espacio, si.

 

Fuente de las imágenes: CBS, Todocolección.

Acerca de Miguel Morán

Licenciado en Ingeniería de Caminos, cantante tirolés y dueño de una conocida cadena de cafeterías Norteamericana. Apasionado del cine doblado y de la numismática. Le gusta practicar deporte al aire libre y las paradojas. Vive en un batiscafo, del que nunca sale.
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *