MR. WONDERFUL: EL ABISMO TE DEVUELVE LA MIRADA

MR-WONDERFUL-1

Pocas empresas hay ahora mismo en España que puedan presumir de un concepto tan inteligente y bien ejecutado como Mr. Wonderful. Su talento para ejecutar diseños limpios, dinámicos, de colores amables y lettering sencillo es la llave maestra que les ha abierto las puertas a cualquier producto de merchandising existente. Las posibilidades de explotación son infinitas. Mr. Wonderful es aplicable a TODO.

Mediante su discurso optimista y edulcorado han logrado explotar hasta límites inabarcables el nunca suficientemente aprovechado nicho de mercado del maniaco depresivo medio. Es decir, aproximadamente el 75% de la población. Este dato me lo he inventado, pero seguramente esté siendo amable.

El secreto es su discurso de optimismo y empoderamiento, en tono imperativo y absolutamente desprovisto de fundamentos sólidos. Han sabido conectar con la debilidad emocional imperante de una manera casi simbiótica. Los consumidores (o las personas, si preferís) quieren escuchar una voz cálida que les asegure que todo va a salir bien, y Mr. Wonderful quiere su dinero. Brillante.

Vamos a analizar con un poco de detalle sus engranajes, haciendo un repaso rápido por algunas de sus diseños más curiosos y sus aseveraciones más rotundas. Como su catálogo es tan inmenso, vamos a centrarnos en uno de sus productos estrella: las tazas de desayuno. Y sólo las de la categoría Motivacional, que son mis favoritas.

SPOILER PARA DIABÉTICOS

Si seguís leyendo, seguramente moriréis.

Vosotr@s mism@s. Allá vamos.

 

UNO
MR-WONDERFUL-2

Cómprala aquí.

He aquí un ejemplo muy claro que sintetiza el mensaje de la marca. Primero, una afirmación optimista que ni se desarrolla ni da pie a cuestión alguna. Segundo, una imposición. El evocar a nuestra infancia escribiéndola con caligrafía de cuaderno Rubio es suficiente para encubrir lo que verdaderamente es: Una orden.

El uso de este tono seguramente busque emular la voz autoritaria de alguien que se preocupa para que tú no lo hagas. Una figura superior que piensa por ti, que carga sobre su hombro con el peso de las preocupaciones, de las cosas importantes, para que tú sólo tengas que centrarte en aquello que te produce bienestar.

El tono imperativo sugiere además que deberías sentir un ligero cargo de conciencia si no obedeces. Vives en el primer mundo, no llores. Disfruta de las dulces frivolidades que se te ofrecen. Si sufres, es porque quieres.

 

DOS
MR-WONDERFUL-3

Cómprala aquí.

Aquí directamente se apropian de tu voz y te invitan a asegurarte que el día en el que estás leyendo este mensaje será aquel en el que por fin alcances la omnipotencia que tanto ansías. Por fin vas a ser el Súper-Hombre de Niesztche que la sociedad no termina de ver en ti.

Lo que aquí se ofrece es un mantra para que lo repitas en tu cerebro de modo obsesivo-compulsivo. Si lo haces con la suficiente intensidad, lograrás dejar de pensar en todo aquello que debes corregir de tu persona. Ya sabes, las cosas que verdaderamente te alejan de tus objetivos. Esas cosas feas de ti, las que sabes que no funcionan pero tu orgullo y testarudez no te permiten abandonar. No lo hagas, repite el mantra.

Si por cualquier motivo no funciona, échale la culpa a algún agente externo y vuelve a desayunar con la taza al día siguiente. Repite hasta que se rompa, o el lava-vajillas le borre el dibujo. Luego, cómprate otra. La siguiente, por ejemplo.

TRES
MR-WONDERFUL-4

Cómprala aquí.

He aquí un caso curioso, porque abandonan ese paternalismo que tan bien les funciona para atreverse con una incitación al libertinaje que bien podría ser una cita de El Libro de la Ley de Aleister Crowley.

En una maniobra que dota al conjunto de cierto redundantismo, han añadido la palabra “feliz” al final de la frase, como una guinda en un pastel de azufre, posiblemente para suavizar el sonoro ensalzamiento del Ego que aquí se propone. Pero eso no termina de disfrazar la naturaleza individualista de esa felicidad. Se trata de que TÚ seas feliz, nadie más. Y eso te gusta. Porque los demás son un@s hij@s de puta.

CUATRO
MR-WONDERFUL-5

Cómprala aquí.

El ensalzamiento de las virtudes del café se podría considerar un sub-género en el mundo de las tazas de Mr. Wonderful. En su búsqueda de la empatía absoluta con el consumidor, han trabajado a fondo la idolatría de la droga legal de consumo más extendido. El apelar a las adicciones generalizadas es, sin duda, un movimiento de marketing inteligente y pionero que, lamentablemente, y por razones legales, no se puede aplicar a sustancias más potentes.

Aquí van al grano y hacen una afirmación con la seguridad de aquel que sabe que todo el mundo va a estar de acuerdo: La única manera de disfrutar remotamente de tu miserable existencia es bajo el efecto de las propiedades excitantes del café que estás tomando. Ya lo sabías, pero te tranquiliza verlo institucionalizado.

CINCO

MR-WONDERFUL-6

Cómprala aquí.

De todos los mensajes que hemos visto hasta ahora, este posiblemente sea el más estéril de todos. Hay tanta y tan injustificada seguridad en esta predicción, que da la sensación de que lo está diciendo alguien que se está hablando a si mismo. Alguien desesperado, roto por dentro.

No se por qué, pero me pone triste. Sigamos.

SEIS

MR-WONDERFUL-7

Cómprala aquí.

Volvemos al tema del café. En esta ocasión la intención es la de introducir esta adicción universal al sector del público que habrá de perpetuarla en los años venideros: los menores de edad.

Obsérvese el uso de un eufemismo tan atractivo como “superpoderes” para referirse a las propiedades de la cafeína, que dotaran a sus usuarios de las cualidades sobre-humanas necesarias para prescindir de tantas horas de sueño como sean necesarias para compensar las tres semanas que hace que deberían haber empezado a estudiar.

Por supuesto, se obvia el posible devenir en crisis de ansiedad y problemas de concentración si se abusa de su consumo. Sobre todo en periodos de especial presión, como pueden ser, por ejemplo, las épocas de exámenes.

SIETE

MR-WONDERFUL-8

Cómprala aquí.

La inclusión del verbo “soñar” y sus derivados en cualquier mensaje motivacional es, posiblemente, la cosa más manida y poco elaborada que se pueda contemplar. Sin embargo, personalmente, no puedo sino estar de acuerdo con lo que en esta taza se enuncia. Habría que delimitar esos sueños, claro. Pero doy por hecho de que estamos hablando de cosas factibles, compatibles con las leyes de la física y de la probabilidad.

Añadiría, sin embargo, la frase “PERO TIENES QUE HACERLO” como colofón. De esta manera añadiríamos la llamada a la acción que falta para que esto no sea una vacuidad auto-complaciente más. La pro-actividad, aunque muchas veces parezca engañosamente implícita en su discurso, no es un valor que Mr. Wonderful promueva especialmente.

Está bien que sueñes, y está bien que sepas que puedes cumplir tus sueños, pero tienes que trabajar por ellos. Eso es más coñazo, de ahí que no se mencione tan alegremente. Pero tienes que hacerlo, es imprescindible. No vale con pasarse el día bebiendo café y pensando en lo bonito que es todo.

OCHO

MR. WONDERFUL-9

Cómprala aquí.

Esto es, simple y llanamente, una contradicción. La afirmación de que no hay nada imposible junto a la representación gráfica de una criatura cuya imposibilidad está 100% demostrada.

Es evidente que buscan ir por derroteros poéticos, pero esa intención, por estética que sea, pierde validez tan pronto como cualquier desprevenido trate de aplicar esta tesis a la realidad. El único resultado que puede este sujeto obtener de ello es algo a lo que está de sobra acostumbrado, y, probablemente, el motivo que le incitó a comprar productos de Mr. Wonderful: una profunda frustración.

CONCLUSIÓN

Con este representativo ejemplo, terminamos. Representativo porque la contradicción como concepto es el fértil terreno sobre el que se sustenta el imperio de Mr. Wonderful. La contradicción de que compramos sus objetos, asumiendo sus mantras como nuestros, abanderando nuestra vida con ellos, sin darnos cuenta de que, si de verdad los creyéramos, no necesitaríamos una re-afirmación constante.

Mr. Wonderful funciona porque es anestesia emocional, el producto de consumo definitivo. Estamos ante unos absolutos genios, maestros de lo que hacen, conocedores de su mercado, que, de una manera retorcida, han cumplido con el ejemplo de lo que predican. Han luchado por sus sueños, y los han hecho realidad. Mientras los demás sigamos sin hacerlo, les irá bien.

Ya sabes. Si cada vez que miras a tu alrededor, solo ves vacío y desespero, rodéate de sus productos.

Así, cada vez que mires al abismo, será Mr. Wonderful quien te devuelva la mirada.

 

 

 

Acerca de Miguel Morán

Licenciado en Ingeniería de Caminos, cantante tirolés y dueño de una conocida cadena de cafeterías Norteamericana. Apasionado del cine doblado y de la numismática. Le gusta practicar deporte al aire libre y las paradojas. Vive en un batiscafo, del que nunca sale.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

4 comentarios

  1. Loca por la espelta.

    ¿Sabes que con este artículo puedes haber roto el corazón de un montón de personas? Sobre todo si lo leen después del 14 de febrero…

  2. Pingback: El optimismo de Mr. Wonderful enfrentado a la realidad objetiva

  3. La madre del cordero lechal

    Esta mierda que haces me gusta. Voy a leerte como si fueras un Dios primigenio en busca de víctimas para el sacrificio, pero yo lo haré escondida. Estoy de acuerdo contigo que han saturado tanto el mercado con los mensajes de mierda esos que cada vez que lo veo me dan ganas de potar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *