QUÉ BONITOS LOS ANUNCIOS: Aprende a comer en inglés con la app de El Tenedor.

EL TENEDOR INGLÉS 1

Los españoles tendemos a hablar utilizando demasiado nuestro idioma. Y esto nos hace quedar como unos putos paletos, iletrados y atrasados frente a otras culturas mucho más avanzadas que la nuestra. Por ejemplo: al acto de comprobar o cerciorarnos de cualquier cosa lo llamamos “comprobar o cerciorarnos de”, en lugar de decir “checkar o checkear”, como haría cualquier persona con un mínimo de conocimiento en lo que viene a ser el lenguaje universal más extendido: El inglés de Cincinatti.

Esto se debe a que las dos generaciones que nos preceden no pudieron disfrutar de los coloridos beneficios de una sociedad capitalista y globalizada como Dios manda, pero gracias a gente como Enrique Iglesias o Gomaespuma, esta tendencia ha ido decreciendo. Sin embargo, queda un largo camino hasta que asumamos la única realidad: Que nuestro idioma es una puta mierda que no queda bien ni en las canciones, ni en las camisetas, ni en los hashtags.

Es por eso que me ha llamado la atención el siguiente anuncio:

Los avispados creativos que lo han concebido comparten sin duda alguna mi tesis, y esta gente sabe lo que hace. Tienen equipos de psicólogos colaborando con ellos, como los del casting de Gran Hermano. Estos genios han convertido lo que podría haber sido un anuncio más en una clase intensiva de terminología básica para comunicar en Redes Sociales lo que más importa a la gente: tu cena.

Se trata de una campaña para publicitar la aplicación de reservas El Tenedor, pero yo quiero pensar que ellos iban más allá. Querían enseñarnos de una vez por todas a llamar a las cosas por su nombre, y eso se hace en inglés y con hashtags.

Si tú estás hablando con tu primo y le dices “Deberíamos comprobar de vez en cuando que la abuela respira” en lugar de “Deberíamos checkar de vez en cuando que la abuela respira” es una incorrección, pero no pasa nada, porque las palabras que salen de tu boca se las lleva el viento. Ahora bien, cuando escribes en redes sociales es otro cantar. Ahí estás grabando tus palabras en mármol, y el target no es tu primo. Estás comunicándote con tod@s l@s habitantes del planeta Tierra, y la mayoría no hablan tu idioma de mierda.

Imagínate que en lugar de hablar de temas frugales como puede ser el lento apagarse de cualquier familiar cercano, lo que tienes que comunicar es que te vas a cenar a un sitio carísimo. Esas cosas interesan a la gente, así que si las escribes en español, la mayoría no lo va a entender, y los que lo entiendan van a pensar que eres gilipollas.

La sencilla guía que ofrece este spot debería ser suficiente para que cualquiera con mínimas nociones pueda lanzarse de cabeza al mundo de la comunicación moderna. Para los demás, todxs aquellxs cuyo nivel de inglés no pase de saberse el nombre de las teclas de su reproductor VHS, os he preparado una guía con explicaciones que podría entender un cavernícola. De nada.

 

EL TENEDOR INGLÉS 2

#FOODIES:

Foodies se trata de un término de reciente cuño que no tiene traducción literal al español. Hace referencia a las personas que disfrutan dilapidando su fortuna en restaurantes, en lugar de comer pizzas Casa Tarradellas  tumbadx sobre una moqueta llena de colillas de cigarro, como haces tú.

Se trata de una élite muy bien valorada socialmente, pero de fácil acceso, si estás buscando un grupo en el que diluir tu identidad. Les gusta hablar de restaurantes de Sushi, de salsas picantes y de versiones veganas de platos conocidos. La mayoría, sin embargo, afirman que, si pudieran, matarían ell@s mism@s con sus manos desnudas a cualquier animal que pudiera quedar fotogénico en su plato.

 

EL TENEDOR INGLÉS 3

#YUMMY:

Yummy, aplicado como adjetivo a cualquier alimento, puede ser traducido de forma literal como “muy rico” o “de sabor especialmente agradable”. También se emplea como exclamación, en el caso de desear compartir en voz alta las cualidades del postre que te acaban de traer y por el que vas a pagar 17’95 €.

Un buen -“¡Yummy!”– proferido en voz alta, justifica el gasto y te sitúa moral e intelectualmente por encima de los comensales con menor liquidez que tú que haya a tu alrededor. Les reconocerás porque han pedido café.

En redes sociales, la utilidad de #yummy es invaluable. En sólo seis caracteres expresa el mismo mensaje que #joderhostiaestoestádeputamadre o #estoestádeputamadrehostiajoder, por lo que todavía te quedará espacio para divagar sobre los kilos que vas a coger y el deporte que deberías, pero sabes que no harás mañana.

 

EL TENEDOR INGLÉS 4

#RESTAURANT:

Esta es fácil, puesto que es un término muy similar al que utilizamos nosotros. De hecho, es prácticamente idéntico. Simplemente han añadido una T al final y han eliminado la tilde de la A.

 

EL TENEDOR INGLÉS 5

#LUNCH:

El lunch es una costumbre típica inglesa que consiste en comer entrañas de cerdo hervidas dentro de su propio estómago a las 12:00h exactas del mediodía. Sería algo similar a lo que aquí entendíamos por almuerzo, antes de que el español medio dejara de trabajar en el campo para ir convirtiéndose gradualmente en técnico de SEO.

El equivalente ahora mismo, serían las tortas de maíz dietéticas sabor barbacoa con la cara de Jordi Cruz en el paquete que te comes a media mañana, dos horas antes antes de meterte los restos del gargantuesco cocido que hizo tu madre el domingo.

Sin embargo, lo que aquí se busca es acostumbrar al consumidor a llamar lunch a la hora de la comida estándar: las 15:00h aproximadamente. La hora de comer universal. La hora a la que ponían Friends.

 

EL TENEDOR INGLÉS 6

#SPICY:

Esta es un poco tricky porque, aunque la traducción sería “especiado” o “muy especiado”, se utiliza generalmente para referirse a platos picantes y, en casos de doble sentido como el que nos ocupa, aporta un matiz picaresco-sexual que va directamente relacionado con los dos términos siguientes.

 

EL TENEDOR INGLÉS 7

#ROMANTICDINNER:

Significa, literalmente, cena romántica. No me voy a explayar demasiado porque las implicaciones semánticas del término son exactamente las mismas en ambos lenguajes, siempre que lo entendamos como lo que es: un acto social que pone sobre la mesa la verdadera razón por la que el ser humano sale a cenar fuera: la perpetuación de la especie.

 

EL TENEDOR INGLÉS 8

#SATURDAY NIGHT:

En castellano moderno: Sábado noche. La inclusión de este término, que a priori podría o no estar relacionado con el acto de comer, hace referencia a una reciente y revolucionaria normativa que prohíbe en muchos estados americanos la ingesta de alimentos con intenciones sociales-románticas fuera de la franja temporal entre las 21:30h y las 23:59h de los sábados. ¿No os lo creéis? Comprobadlo aquí.

Es de asumir, teniendo en cuenta el buen entendimiento entre las marcas importantes y los legisladores españoles, que se planea instaurar en nuestro país alguna ley similar que fomente el consumo de hamburguesas gourmet en un momento más adecuado y proclive a ello, sin que afecte a la audiencia de La Que Se Avecina o Tu Cara Me Suena.

 

EL TENEDOR INGLÉS 9

#ASÍDEFÁCIL:

No será tan fácil si hay que explicarlo como si estuviéramos en primero de parvulitos, pero vamos, que ha quedado claro.

En inglés: #youmustbeanidiotifyoudontgetthis.

 

CONCLUSIÓN:

Sin daros cuenta, habéis aprendido un montón de cosas. Cosas útiles. Y no sólo en cuanto a vocabulario universal, sino como como entes sociales, como personas.

Haced caso a El Tenedor y postead en inglés. El mundo os lo agradecerá. La eternidad os espera.

Y salid a comer por ahí, por Dios. Comer no es sólo comer. Comer es comer y que se vea lo que comes. Si nadie sabe dónde y qué has comido, la función de esa comida se ve reducida únicamente al ámbito nutricional, y esto ya no es la posguerra.

Esto es el futuro. Y el futuro pertenece a los #Foodies. Los #Foodies follan los sábados por la noche. Tú no.

Se un/a #Foodie.

Folla.

 

Acerca de Miguel Morán

Licenciado en Ingeniería de Caminos, cantante tirolés y dueño de una conocida cadena de cafeterías Norteamericana. Apasionado del cine doblado y de la numismática. Le gusta practicar deporte al aire libre y las paradojas. Vive en un batiscafo, del que nunca sale.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *